SADA LANGUIDECE ENTRE MILLONES

Sala de Prensa

Recientemente de nuevo la Diputación ha concedido a Sada ochocientos mil euros más dentro de su plan anual, para proyectos e inversiones. Una inyección anual a las arcas municipales de casi un millón de euros, destinado al cuidado, mantenimiento y ejecución de proyectos que faciliten un cambio a mejor en la vida de nuestros vecinos.

Nunca antes en Sada un Alcalde tuvo en sus manos una oportunidad tan privilegiada. Su reto será seleccionar y gestionar adecuadamente como invertir tanto dinero en proyectos ilusionantes; pero los antecedentes no son halagüeños.

El cambio que sí vemos es el deterioro que la desidia del gobierno actual está sometiendo a nuestra Villa. Nunca antes un Alcalde ha consentido semejante abandono y descuido general que, a simple vista, todos percibimos y sufrimos a diario. 

Entretenidos y enzarzados en disimular los desencuentros de los cuatro grupos que sostienen al Alcalde, Sada languidece como consecuencia de esa división. La falta de proyecto común, más allá de su alianza frente al Partido Popular, genera una constante improvisación en el día a día, con el consecuente despilfarro del dinero público en parches cortoplacistas.

Contradicciones como, utilizar seiscientos mil euros para la construcción de un depósito destinado a almacenar aguas de escorrentía urbana en plenas Brañas, que nuestro Alcalde anuncia como la solución a las inundaciones, mientras defiende y exige todo lo contrario, que Sada sea declarada como un Área de Riesgo Significativo y Potencial de Inundaciones, un ARSPI, un disparate.

Los vecinos observan perplejos como su Alcalde no ha mirado nunca hacia el futuro, sobre todo en los temas importantes para Sada, como la regeneración de la playa de las Delicias; la posibilidad de convertir a nuestro municipio en universitario; el no al enlace con la vía Ártabra; el despropósito pretendido para el derribo total del edificio del Náutico, y otras tantas ocurrencias que hemos visto a lo largo de estos ya casi cuatro años de gobierno de las mareas.

La obsesión en mostrar sólo etiquetas cara a la prensa con anuncios y titulares, para después hacer las cosas de manera notoriamente distinta. Lo importante para este Alcalde es mantenerse en el sillón, sin importarle nada más que el tener contentos a los suyos, a los que habitan en esa Sada idílica de unos pocos. Mientras, la gran mayoría esperamos una reacción que vemos imposible de un gobierno dividido y agonizante, que no ha sido capar de hacer nada relevante para la Sada real, la Sada de todos.