OTRO RECORD BATIDO

Sala de Prensa

Uno tras otro se baten todos los records en Sada y no es precisamente para sentirnos orgullosos. El último del que hemos tenido noticia es el record relacionado con los SOBRESUELDOS entre apenas una docena de elegidos.

El señor Alcalde, en apenas tres años de mandato, ha conseguido superar ampliamente los 200.000€ en sobresueldos, con camino firme ya hacia la escandalosa cifra de los 300.000€… casi nada…

            Durante el bipartito BNG-PSOE, entre los años 2007-2011, ya se habían batido varios tristes records con el reparto caprichoso de dinero que alcanzó la disparatada cifra de 148.000€.

Estas prácticas habían sido erradicadas en el mandato anterior del Grupo Municipal del Partido Popular, con Ernesto Anido a la cabeza, que logró contener el gasto descontrolado en multitud de partidas, entre ellas las de los sobresueldos, con una excelente gestión del dinero público, dejando un Ayuntamiento desendeudado y con un remanente de tesorería que bien podría haber sido destinado a proyectos vitales para Sada y no a un despilfarro en ocurrencias que todos conocemos.

            El actual regidor trata de tapar, a golpe de talonario, todas las deficiencias manifestadas en nuestro Municipio y también pretende acallar las voces desafiantes de algunos de los trabajadores del Ayuntamiento que con viejas políticas y costumbres prometen una lealtad ficticia que les permita seguir creyendo en esa Sada idílica que tanto prodigan, a la vez que los de siempre, los que todos conocemos, ven como sus nóminas son infladas escandalosamente a final de mes.

            En innumerables ocasiones hemos denunciado la precariedad de la situación de muchos departamentos dentro del ayuntamiento y hemos puesto de manifiesto la necesidad de seguir modernizando la administración que había iniciado Ernesto Anido, enfrentándose a las numerosas trabas de los que ahora se vuelven a sentir “intocables” por tener el poder de su parte, algo que consideramos inaceptable.

            Esta situación lo único que evidencia es la debilidad del Alcalde, su cobardía a enfrentarse a los problemas y su ligereza y despreocupación a la hora de repartir el dinero de los sadenses entre aquellos que tienen un precio. Pero el camino ha de ser otro: es el de la implicación de todos con Sada, los primeros los políticos que han de ser responsables ejemplares y eficaces para poder exigir lo mismo a todos los trabajadores y proveedores del Ayuntamiento, en los que seguimos creyendo y confiando, a pesar de ciertas actitudes como las que se están viviendo que son simplemente eso…  inaceptables.