Sres. del Gobierno: "No me quieran tanto..." LA TERRAZA

Sala de Prensa

El actual grupo del Partido Popular siempre ha tenido presente uno de los principales símbolos de nuestro municipio. No solo ocupa un lugar destacado en nuestros carteles; sino que en nuestro mandato municipal fue objeto de varias actuaciones de puesta en valor.

Durante el gobierno de Ernesto Anido, en franca minoría, caracterizado por una oposición agresiva y coartadora, sin presupuestos, y sumidos en lo peor de la crisis económica, fuimos capaces de realizar tres proyectos de mejora del su entorno inmediato: la adecuación de la zona posterior y lateral del edificio de La Terraza; la adecuación del ámbito de la parada de Taxis y la adecuación del entorno de la oficina municipal de Turismo.

Desde la actual oposición hemos presentado una moción al pleno de 30 de julio de 2015 para “la desafectación de los terrenos ocupados por el edificio de La Terraza”, aprobada por unanimidad. Así mismo, y en el mismo sentido anterior presentamos alegaciones al “deslinde” de Costas, y recurso de reposición ante la desestimación en lo temporal de lo solicitado.

La intención no era otra que ahorrar plazos una vez caducada la concesión, para evitar un deterioro aun mayor del edificio. Ahora Costas, para resolver el disparate de un dominio público rodeado totalmente por terreno municipal, tendrá que tramitar un expediente administrativo de desafectación, que previamente requiere de un nuevo expediente de deslinde.

Vemos la situación actual del fin de la concesión, no como una oportunidad para desprenderse del propietario del edificio, sino para que el terreno en el que se ubica la Terraza pase a ser de titularidad municipal, y así tener capacidad efectiva desde el Ayuntamiento para su rehabilitación.

Somos conscientes que la Terraza aún necesita y merece más. Continuar con la mejora de su entorno, y no precisamente para ser utilizado por el actual gobierno municipal como depósito de contenedores de basura, especialmente en el mes de agosto. Y acometer la necesaria rehabilitación integral del edificio.

Lo lamentable, una vez más, es que tenemos un gobierno fraccionado y un alcalde que persigue objetivos estériles que no se traducen en una mejora práctica de la vida en el municipio, a pesar del bombo que se le da a su “Sada idílica”.

GALERIA DE LOS HORRORES: