¿Cuándo le toca a Sada?

Sala de Prensa

Cuando nos centramos en atender los problemas del mundo entero ocurre que no atendemos los nuestros primero.

“Desenterrar a Franco, acoger al Aquarius, suprimir la tasa rosa, privilegiar al separatismo, quitar las concertinas y ahora la eutanasia. Lo del paro, las jubilaciones, la economía, la vivienda, la energía y la pobreza, lo dejamos para cuando estemos en la oposición”, leído en un chat estos días.

Esto podemos aplicarlo perfectamente a Sada, basta solamente con ver la cantidad de puntos del Orden del Día vacíos de proyectos que se lleva a los plenos mes tras mes, atendiendo únicamente a mociones presentadas por los partidos que gobiernan, que poco o nada tienen que ver con Sada: la mina de Touro, el apoyo a la huelga general que ni se llegó a celebrar, la creación de autoridad única de transporte, la defensa de los derechos de los empleados de justicia, el sistema público de pensiones, la huelga feminista, la subida de peajes, el derecho a decidir, la violencia de género, la ley gallega de salud del 2008, etc…

Esto estaría muy bien si primero se trataran los temas que afectan directamente a los vecinos de Sada. Eso sí, para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de SADA, con seis meses de retraso, se convoca un pleno extraordinario.

Cuando el Grupo Municipal del Partido Popular presenta mociones o hace preguntas al pleno de temas como los pasos de cebra en tres D para Sada, el acondicionamiento de la rotonda de Casteliño, la inclusión del archivo audiovisual de los plenos del Ayuntamiento de Sada, la regeneración de la playa de Sada, la reparación del muro del Colegio de Sada y sus contornos, el cierre de la rampa más importante del puerto sin que nadie se entere, los robos que ocurren en el puerto impunemente, etc... Eso no es importante. Primero debemos debatir los problemas de fuera que las deficiencias de dentro, quizá así nos creamos que en Sada todo funciona estupendamente bien y que no hace falta hacer nada más porque ya está todo hecho, incluso en la playa en donde se les ordena a los socorristas no hacer guardia.

Mientras tanto, seguimos esperando por el tan anunciado a bombo y platillo proyecto de la reparación de las escaleras de Fontán, que a día de hoy siguen exactamente igual, el gran ascensor que prometieron en su día que iban a instalar y tantos otros que, utilizando a la prensa, se encargan de vender esa Sada idílica de unos pocos.

Próximamente se celebrarán nuestras fiestas tan emblemáticas como la Feria Modernista y mucho nos tememos que por desgracia irán a peor. No podemos permitirnos que decaigan y perder la prosperidad que traen a nuestra villa. Trabajemos arduamente para la gente de Sada que es lo mínimo que se merecen.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.
Términos y Condiciones
Avenida da Mariña 7; Bajo - Sada
Avenida da Mariña 7; Bajo - Sada