Con la seguridad de los ciudadanos no se juega

Sala de Prensa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Durante esta semana, una vez más, ha quedado patente la falta de seriedad y gestión en el Ayuntamiento de Sada.

A pesar de destinar un total de 1.100.000€ (200 millones de las antiguas pesetas) en la partida presupuestaria destinada a la Seguridad ciudadana, orden público y protección civil, esta semana ha sido necesaria la colaboración de dotaciones de otros ayuntamientos para extinguir un incendio declarado en un camión que se encontraba en el entorno del puerto deportivo. Sin ir más lejos, los bomberos de Betanzos han tenido que acudir para apagar dicho incendio porque los bomberos de Sada, pese a estar totalmente capacitados para realizar dicha labor, no han sido movilizados con la celeridad suficiente para poder actuar con la profesionalidad, eficacia y diligencia que les caracterizaba.

Ante la necesidad de actuación por parte de los cuerpos de seguridad ciudadana, lo único que encuentran los vecinos son ausencias y falta de protección ante robos e incidentes, algo que ya ha producido numerosas quejas ante su tardanza en necesidades básicas.

Desde el Partido Popular no utilizaremos nunca la seguridad de los sadenses como arma política, pero es un deber de todos tener el compromiso y la garantía de que los fondos destinados se utilicen correctamente, empezando por exigirle a las Jefaturas que se impliquen y realicen la totalidad de un trabajo por el cual se llega a cobrar nóminas mensuales de más de 4.000€, nóminas y gratificaciones que siempre terminan en manos de los mismos.

No estaría mal que el Alcalde intentara explicarle a la gente los motivos y las necesidades que le llevan a realizar estos pagos, a ver si están de acuerdo y lo ven realmente necesario. Porque viendo el panorama que nos rodea, es de extrañar que en realidad solo se les hable a los ciudadanos de la Sada idílica en la que parece que vivimos cuando la realidad es muy distinta.

Porque lo único real es que vivimos en una Sada que el señor Alcalde pretende comprar y callar a golpe de talonario, sin pensar en el futuro y el avance del municipio.