Siguen sin pensar en proyectos de futuro

Sala de Prensa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sada ha tomado por costumbre celebrar las acciones que realizan como “grandes logros”, cuando en realidad hablamos de simples tareas, que no por ello innecesarias, de mantenimiento local. Por suerte, son ya los propios vecinos los que se dan cuentan de este sin sentido.

Por ejemplo, lo único que se está llevando a cabo recientemente en las aceras estrechas es cambiar baldosas hidráulicas por otras de terrazo, pero sin llegar al fondo de la cuestión que es mejorar realmente esas aceras que ni permiten que se circule por ellas con carritos de bebés o sillas de ruedas, cuestión corregible girando levemente la embocadura para ganar espacio en ese breve tramo.

Pero Quizás la solución de futuro sea dejarse de tanto picar y proceder a actuar, como por ejemplo valorando la posibilidad de cambiar el sentido de la circulación a sentido único y ampliar así el ancho de la acera. Pero esto implicaría críticas y alboroto, y el equipo de gobierno es más de tranquilidad y pasividad, mientras se siga manteniendo un sillón a final de mes que genere beneficios.   

Así son los grandes proyectos que la Marea lleva invertido en la mitad de su mandato. Simples obras de mantenimiento financiadas por la Diputación. Lo único que hacen es vivir el día a día y trasladar los problemas para más adelante en el futuro, porque no tienen una idea formal de verdaderos proyectos para Sada.

Señor Alcalde, dejen de retrasar las soluciones que se necesitan y hagan ustedes un plan de accesibilidad y movilidad serio, en condiciones sostenibles y dignas de un municipio como Sada, tal y como le hemos propuesto desde nuestro Grupo Municipal en innumerables ocasiones.

A nosotros nos gustaría poder criticar sus proyectos pero, para poder hacerlo, primero tienen que hacer ustedes lo más esencial: ponerse a trabajar. Porque lo que los sadenses necesitan es un alcalde para ir a mejor y no solo para cambiar aceras, asfalto y gastar dinero en bolardos.

Sean valientes. Tomen decisiones. Atrévanse a cambiar elementos que se hayan quedado ya obsoletos. No tengan miedo de actuar porque, el hecho de llevar a cabo nuevos proyectos y arriesgarse, es lo que verdaderamente impulsa el beneficio y desarrollo de un municipio.