La inauguración de un carril bici lleno de inseguridades

Sala de Prensa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El pasado domingo, el nuevo carril bici del paseo marítimo de Sada fue inaugurado por el diputado provincial Bernardo Fernández y el alcalde de Sada, Benito Portela.

Un carril bici que, a pesar de ser financiado por la Diputación con cargo al Plan de Acción Social (PAS), no termina de adaptarse a las normas establecidas del proyecto inicial ni a las exigencias que la ley de accesibilidad y la Diputación pedían: incumplimientos en la señalización, balizamiento y mantenimiento del carril bici; cambios en el proyecto inicial sin la redacción de un “Modificado de proyecto” y sin facilitar el tránsito peatonal y su seguridad en los pasos de peatones.

A través de innumerables escritos que han terminado siendo ignorados, nuestro Grupo siempre ha alertado de la necesidad de un cambio en el diseño que conecta el emblemático edificio modernista de la Terraza con la casa de la cultura Pintor Lloréns (ver nuestras propuestas), criticando el trazado y la ubicación de esta vía, calificándola como un auténtico disparate, una torpeza y un capricho que esperemos no tengamos que lamentar nunca.

El gasto del dinero público ha de ser destinado a la mejora de la calidad de vida de los sadenses, en vez de seguir haciendo las cosas mal en beneficio de los mismos e inaugurando grandes “logros”, que finalmente se quedan en chapuzas con las que intentan salir victoriosos y, una vez más, tapar todas sus deficiencias.